La revolución del hombre nuevo

“En esta vida es fácil morir. Construir la vida es mucho más dificil”  Vladímir Mayakovski

Portada URSS en construcción © El Lissitzky y Sophie Lissitky (1940)
Portada URSS en construcción © Lissitzky (1940)

La Pedrera presenta una exposición monográfica sobre la obra de El Lissitky. Una visión exhaustiva sobre las múltiples facetas creativas en las que se desarrolló este artista ruso a lo largo de su vida. Pintura, dibujo, ilustración, diseño, fotografía, arquitectura, etc.

Lissitzky se enmarca dentro de los movimientos vanguardistas rusos del siglo pasado, de los que fue protagonista destacado. Al visitar esta exposición se hace evidente su precocidad y la vigencia de sus aportaciones hoy en día. Sobre todo, en campos como el diseño grafico y el fotomontaje.

Marta Mansanet, responsable de arte y patrimonio de La Pedrera, nos sitúa en el contexto histórico en el que trabaja el artista ruso:

El constructor (autoretrato) © El Lissitzky (1924)
Autorretrato © Lissitzky (1924)

Lissitzky es un gran canalizador de estas alteraciones que trae consigo la revolución. Él está convencido de que su trabajo puede influir en esta transformación de la sociedad. Él busca un cambio en la vida, busca un hombre nuevo, un hombre postrevolucionario, busca unir más que nunca arte y vida. De ahí su buena sintonía y su importancia con las manifestaciones que rompían con la tradición.

El polifacético artista ruso, se mueve entre dos movimientos de vanguardia: el suprematismo y el constructivismo.

Marta Mansanet nos define ambas corrientes artísticas innovadoras:

Proun 30 © El Lissitzky (1919)
Proun 30 © El Lissitzky (1919)

En La Pedrera podremos encontrar obras de diferentes formatos que recorren, de manera cronológica, 25 años de la vida artística de Lissitzky. Entre ellas, los famosos prouns, una especie de composiciones geométricas que podríamos definir como “diseños arquitectónicos hechos con pintura”. Estos prouns sirvieron para hacer reflexionar a Lissitzky sobre diferentes aspectos como las formas, el color, la opacidad, las dimensiones, etc. Ideas que luego vieron su aplicación práctica en proyectos y diseños del artista. Y no sólo le sirvieron a él, sino que también influenció claramente a la escuela Bauhaus alemana y al grupo De Stijl de Holanda.

La exposición, El Lissitzky. La experiencia de la totalidad, se puede ver hasta el 18 de enero en La Pedrera de Barcelona.

Para más información, haz click aquí.

Anuncios

Un comentario sobre “La revolución del hombre nuevo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s